¿CÓMO INFLUYE EL TABACO EN NUESTROS DIENTES?

El tabaquismo está altamente extendido en la sociedad. Cada año, más de 8 millones de personas fallecen a causa del tabaco en el mundo. De ellas, más de 7 millones son por consumo directo y alrededor de 1,2 millones por humo pasivo.

El tabaco es el causante de enfermedades muy importantes y graves como el cáncer o patologías cardiovasculares. A nivel oral, el tabaco también afecta de forma muy negativa provocando problemas como:

 

  • Enfermedad periodontal: los fumadores tienen más riesgo de sufrir enfermedad periodontal y además de que esta curse de forma más rápida y agresiva. Uno de los principales motivos es que la primera señal de alarma de la periodontitis es el sangrado gingival. En los fumadores, este sangrado es prácticamente inexistente por lo que no notan nada “anormal” en la boca, retrasando así el diagnóstico. Además hay mayor acumulación de placa y de sarro.

 

  • Caries: el tabaco causa una disminución del flujo salival. Teniendo en cuenta que la saliva actúa protegiendo los dientes, su disminución hace que aumente el riesgo de caries.

 

  • Implantes: la tasa de fracaso de implantes es mayor en pacientes fumadores que en no fumadores. Además el tabaquismo se considera un factor de riesgo para la aparición de periimplantitis.

 

  • Halitosis: la disminución del flujo salival, la sequedad de boca y el mayor acúmulo de sarro son los causantes de la aparición del mal aliento. En muchas ocasiones el propio paciente no es consciente ya que suelen tener disminuidos los sentidos del gusto y del olfato.

 

 

  • Dientes más amarillos: los diferentes componentes del tabaco (nicotina, alquitrán…) son los causantes del oscurecimiento de los dientes, causando un problema estético que puede afectar negativamente al paciente.

 

  • Cáncer oral: el tabaco, por sus componentes nocivos para el organismo, aumenta el riesgo de sufrir cáncer oral. Si además se le suma el consumo de alcohol, algo muy frecuente, el riesgo es mucho mayor.

 

Por todo esto, si eres fumador te aconsejamos que DEJES DE FUMAR. Si lo necesitas pide ayuda, ya que existen diferentes tratamientos y terapias  que te podrán ayudar.

 

¡¡Tu salud general y la de tus dientes te lo agradecerán!