¿UN DIENTE DOBLE?

La geminación dental es una alteración en el desarrollo del diente, en el que el germen se intenta dividir dando lugar a la formación incompleta de dos dientes.

Normalmente tienen una raíz y dos coronas, total o parcialmente separadas. Se suele llamar diente doble, formaciones dobles o unión de dientes.
Es más habitual en dientes anteriores, en los incisivos maxilares aunque también puede afectar a premolares y molares.

En muchos casos la sintomatología es mínima, generalmente provoca problemas estéticos y la ocupación de espacio correspondiente a otras piezas dentales, lo que puede llevar a apiñamiento y a dificultar la erupción del resto de piezas dentales.

Es necesario realizar un cuidadoso examen clínico y radiográfico para reconocer esta anomalía dental y hacer seguimiento continuo. Además, curiosidades de la odontología, la imagen radiográfica nos recuerda a un corazón.
Esta alteración puede afectar al diente de leche, al definitivo o a ambos.

El mejor tratamiento es el preventivo, es decir, sellar la pieza recién erupcionada antes de que presente problemas.

El tratamiento generalmente consiste en la eliminación de la asimetría, lo que puede llevar a necesitar varios tratamientos, endodoncia, prótesis, cirugía, ortodoncia, periodoncia, etc.

Si tienes alguna duda… consúltanos!!!!